Reportar comentario

Casa Teresa está cuidada al detalle. Su dueño, Lluis, es una fuente de cultura y la casa es un reflejo de su respeto y cariño por el entorno rural. Además de ser muy bonita, su equipamiento es de primera calidad. Gracias por acogernos tan bien.