Reportar comentario

Pues sí, hemos estado estas fallas en Lorcha, para conocer la zona y nos ha sorprendido por su belleza, el valle de la Gallinera, el río Serpis...La casa está en el pueblo, en una calle con pocos coches y al lado del polideportivo y tres bares. Allí todo el mundo se conoce y es superamable, se preocupan los unos con los otros y no hay prisas, no hay ningún peligro con los niños. La decoración interior es bonita, cuidada y acorde con el lugar, la casa está muy equipada y es cómoda.